LA IMPORTANCIA DE LOS MÚSCULOS RESPIRATORIOS EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

LA IMPORTANCIA DE LOS MÚSCULOS RESPIRATORIOS EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

Joseba Díaz1 y Dr. Aritz Urdampilleta2

1Fisioterapeuta y Corredor Sub23 de Elite

Director de la Escuela de Nutrición Deportiva-Dr.Urdampilleta - ElikaEsport

Generalmente, los deportistas tendemos a dar importancia a los grandes músculos del tren inferior y superior, olvidando así a los que actúan en la respiración. Los músculos respiratorios se sitúan alrededor del tórax y su funcionamiento se basa en la elevación o descenso de las costillas.

Figura 1. Músculos inspiratorios y espiratorios (elaboración propia).

Aquellos músculos que realizan una elevación de las costillas, se denominan músculos inspiradores. Su contracción, produce un aumento del diámetro del tórax provocando la entrada de aire en los pulmones. El principal músculo inspirador es el diafragma, situado entre la cavidad torácica y la cavidad abdominal. Durante la inspiración se contrae llevando hacia abajo las vísceras abdominales y aumentando la presión abdominal. El esternocleidomastoideo, los escalenos, el serrato anterior, el pectoral mayor y el pectoral menor también provocan una elevación de las costillas, activándose cuando la demanda de oxígeno es mayor debido a un esfuerzo físico intenso o debido a una patología pulmonar. Los músculos intercostales externos se componen por unas pequeñas fibras que se sitúan entre las costillas. Son realmente importantes en el proceso de inspiración.

Durante el proceso de espiración, disminuyen los diámetros torácicos provocando la salida de aire al exterior. Esto se debe al descenso de las costillas llevado a cabo por los músculos espiradores o bien, por la relajación del diafragma. Los rectos abdominales, los oblicuos, el psoas-ilíaco y los intercostales internos serán los encargados de dicha función.

¿Se deben tratar?: Al igual que el resto de músculos, también pueden tener sobrecargas, falta de fuerza, falta de resistencia… ¿Cuántos de vosotros habéis sentido que durante una carrera, no digerís la comida y tenéis reflujos? Posiblemente os habrán recomendado realizaros las pruebas de la bacteria helicobacter pylori, pruebas de intolerancia al gluten…

En numerosas ocasiones el problema será simplemente muscular. El diafragma tiene un orificio por el cual pasan la aorta, la vena cava y el esófago entre otros. Al ser un músculo que está en constante trabajo y con una alta influencia emocional tiende a estar hipertenso. Una excesiva tensión del diafragma, presionará el esófago trayendo consigo los reflujos y los problemas digestivos comentados. Por ello será importante realizar automasajes y acudir al fisioterapeuta para tratar dicho músculo y evitar problemas.

Entrenamiento de los Músculos Respiratorios

Junto al resto de grandes músculos del cuerpo, será muy interesante el trabajo específico de este grupo. Este entrenamiento se realizará mediante dispositivos PowerBreathe® o cualquier otro que ponga resistencia al paso de aire y a la función de los músculos inspiratorios, así como los entrenamientos en altura e hipoxia intermitente (Urdampilleta, 2015). Un correcto entrenamiento de dicha musculatura provocará una mejora del rendimiento deportivo junto a un aumento de fuerza y resistencia de dicha musculatura, siempre y cuando, el dispositivo y la metodología de entrenamiento sea la adecuada (HajGhanbari et. al, 2013). Los mayores beneficiados de dicho entrenamiento serán los deportistas que practiquen ejercicios de larga duración y los sujetos sanos, cuya condición física sea baja (Illi, Held, Frank & Spengler CM, 2012).

Los beneficios no solo se verán reflejados en el rendimiento deportivo puesto que el trabajo de todos los músculos respiratorios también trae consigo una mejora del tan común dolor lumbar. El fortalecimiento de los músculos con este tipo de trabajo provocará una conciencia corporal mayor y un control postural más adecuado,

manteniendo la columna vertebral en posición adecuada (Janssens et. al, 2015). En un estudio realizado por Mills y colaboradores, comprobaron que los sujetos sanos y con edades avanzadas sufren una mejora de la función de los músculos inspiratorios, evitando así posibles patologías pulmonares. (Mills et. al, 2015). Los pacientes diabéticos, hipertensos y con otros problemas cardiovasculares conseguirán, trabajando a cargas bajas, un aumento del sistema parasimpático y una reducción y modulación del sistema simpático, mejorando así el control cardiovascular. (De Abreu et. al, 2017).

A la hora de realizar ejercicio intenso, la fatiga de los músculos se verá reducida, consiguiendo de este modo una mayor prolongación de la actividad física y un mayor rendimiento (Segizbaeva, 2015).

Los trabajos en hipoxia intermitente (con bajas concentraciones de oxígeno) a su vez, traen un estrés añadido al organismo y a la musculatura. Sin una adecuada aclimatación o entrenamiento en altitud, el rendimiento deportivo puede verse disminuido. El trabajo previo de la musculatura inspiratoria mejorará la tolerancia al esfuerzo y la eficiencia de los músculos, consiguiendo así un mayor aporte de oxígeno (Urdampilleta, 2016; Salazar-Martínez, 2017).

En resumen, un buen estado de la musculatura respiratoria junto a un adecuado trabajo de la misma, potenciará el rendimiento del deportista siendo eficaz el aporte de oxígeno a los grandes músculos anteriormente trabajados.

Figura 2. Diferentes Métodos para trabajar los Músculos Inspiratorios (elaboración propia).

Figura 3. Efectos del entrenamiento y tratamiento de los músculos respiratorios (elaboración propia).

Referencias

HajGhanbari B, Yamabayashi C, Buna TR, Coelho JD, Freedman KD, Morton TA, Palmer SA, Toy MA, Walsh C, Sheel AW, Reid WD. (2013). Effects of respiratory muscle training on performance in athletes: a systematic review with meta-analyses. The Journal of Strength & Conditioning Research. Jun; 27(6):1643-63.

Illi SK, Held U, Frank I, Spengler CM. (2012). Effect of respiratory muscle training on exercise performance in healthy individuals: a systematic review and meta-analysis. The Sports Medicine. Aug 1; 42(8):707-24.

Janssens L1, McConnell AK, Pijnenburg M, Claeys K, Goossens N, Lysens R, Troosters T, Brumagne S (2015). Inspiratory muscle training affects proprioceptive use and low back pain. Medicine & Science in Sports & Exercise. Jan; 47(1):12-9.

Mills DE1, Johnson MA, Barnett YA, Smith WH, Sharpe GR (2015). The effects of inspiratory muscle training in older adults. Medicine & Science in Sports & Exercise. Apr; 47(4):691-7.

De Abreu RM, Rehder-Santos P, Minatel V, Dos Santos GL, Catai AM. (2017). Effects of inspiratory muscle training on cardiovascular autonomic control: A systematic review. Autonomic Neuroscience: Basic and Clinical. Sep 7 (17)30112-1.

Urdampilleta A. Fisiología de la Hipoxia y Entrenamientos en Altitud. Editorial ElikaEsport, 2015. http://elikaesporteditorial.com/entrenamiento-en-hipoxia-d/7-fisiologia-de-la-hipoxia-y-entrenamientos-en-altitud.html

Segizbaeva MO, Timofeev NN, Donina ZhA, Kur'yanovich EN, Aleksandrova NP.(2015). Effects of inspiratory muscle training on resistance to fatigue of respiratory muscles during exhaustive exercise. Advances in Experimental Medicine and Biology ; 840:35-43.

Salazar-Martínez E, Gatterer H, Burtscher M, Naranjo Orellana J, Santalla A. (2017). Influence of Inspiratory Muscle Training on Ventilatory Efficiency and Cycling Performance in Normoxia and Hypoxia. Frontiers in Physiology. Mar 8;8:133.